SOLIDARIDAD Y ACUERDOS EN ÉPOCAS DE CRISIS

Teniendo en cuenta las circunstancias extraordinarias que actualmente vive el mundo, el país y la economía en general en razón a que la gran mayoría de actividades se encuentran suspendidas y enfrentado la imposibilidad física de funcionar normalmente dada la declaratoria de Emergencia Sanitaria relacionada con el Coronavirus, Covid 19, y a su vez en las determinaciones tomadas por el Gobierno Nacional y local en lo que respecta al aislamiento preventivo obligatorio, se ha hecho necesario adoptar medidas que permitan minimizar el desequilibrio económico que se pueda generar para las partes que conforman el modelo inmobiliario: propietarios, inmobiliarias y arrendatarios.

Como consecuencia de lo anterior, son muchos los arrendatarios de inmuebles que han visto reducido su ingreso, en algunos casos a valores de cero, es por ello que se expidió el Decreto No. 579 de 2020, mediante el cual se insta a las partes que conforman el modelo a realizar ACUERDOS que permitan preservar los contratos de arrendamiento y modificar temporalmente las condiciones derivadas del incumplimiento, puesto que no es posible incluir en estos pactos intereses moratorios, Indemnizaciones, sanciones o multas.

En relación con los propietarios, el Gobierno Nacional y el Gremio Inmobiliario han sido conscientes que para muchos de ellos su sustento y el de sus familias depende del pago de los cánones de arrendamiento. Sin embargo, la invitación es a ser comprensivos y a considerar las propuestas de sus arrendatarios e intermediarios para que sus ingresos no se vean tan afectados por la crisis, y se ayuden unos a otros. Igualmente, el llamado es a los arrendatarios que tengan la capacidad económica para cumplir normalmente con sus obligaciones así lo hagan, para mantener el equilibrio financiero de las otras partes de la cadena (propietarios e inmobiliarios).

Como es conocido la actividad inmobiliaria en materia de arrendamientos es de intermediación entre propietarios y arrendatarios, y dada la variación de las condiciones contractuales con base en las disposiciones legales, y teniendo en cuenta que las inmobiliarias cancelan a los propietarios los cánones, supeditados al pago por parte de los arrendatarios, o en su defecto por parte de las entidades aseguradoras y afianzadoras, y a pesar de la existencia de contratos accesorios que respaldan el cumplimiento de la obligación principal de los arrendatarios, dichas entidades con base en la coyuntura actual han variado la forma tanto de reconocer los reportes de la cartera en mora, como el pago de la misma, todo en aras de prevenir conflictos futuros a la hora de un proceso judicial derivado de las circunstancias extraordinarias que han generado la situación actual.

Por lo señalado, y teniendo en cuenta que las inmobiliarias como intermediarias de la relación contractual, se verán abocadas a modificar temporalmente el pago de las rentas en las fechas acostumbradas, siempre y cuando pague el inquilino, durante el lapso que dure la emergencia sanitaria, económica y social, y también en razón a las múltiples solicitudes de condonación, reducción de canon y ampliación de fechas de pago presentadas por los arrendatarios, las cuales se encuentran fundamentadas en el cambio inesperado de la economía como consecuencia de las medidas que en protección de la vida y la salud han tomado el Gobierno Nacional y local, donde de haber acuerdos entre las partes deberá llegarse a modificaciones en el valor de los cánones o aplazarse en el tiempo, dado que son pocas las actividades económicas y los servicios que actualmente han podido continuar en funcionamiento con mediana normalidad.

El sector inmobiliario ha venido trabajando sin freno para receptar, mediar y dar respuesta a las múltiples solicitudes para realizar acuerdos viables y equitativos desde el inicio de la emergencia sanitaria; realizando las gestiones ante las aseguradoras y afianzadoras para revisar cada caso en mora bien sea de inmuebles comerciales o residenciales y haciendo un gran esfuerzo porque los empresarios puedan continuar con sus negocios y conservar los empleos, para lo cual, es importante la comprensión, apoyo y solidaridad de los propietarios en estos momentos de crisis y así, todos con la camiseta puesta jalonar en el mismo sentido para salir adelante y asegurar la prevalencia del interés general y el apoyo a las personas más vulnerables de nuestra sociedad.

Julio César Ardila

Lonja de Propiedad Raíz de Santander

El Gremio Inmobiliario

Bucaramanga, 29 de Abril de 2020